Saltar al contenido

Se prohibiría la venta de coches no eléctricos en Alemania para el 2030

30/06/2016

La era del coche eléctrico está a la vuelta de la esquina, y varios países ya plantean su producción, distribución y uso. De tal forma, no hace mucho, en la India realizaron el anuncio acerca de un estudio para impulsar este tipo de cambio.

Entre tanto, otros países, como Noruega y los Países Bajos, ya se encuentran en negociaciones para aplicar la prohibición del uso de coches no eléctricos (medida que bien podría iniciar para el 2025). Incluso, entidades como Formetera pretendería ganar el título de ser la primer isla en toda Europa que sólo permite el uso de coches eléctricos.

Sin embargo, de acuerdo a lo publicado en un informe en Bloomberg, una noticia que puede generar aun mayor impacto es que el gobierno alemán, principalmente algunos de los cargos más altos, se encuentra estudiando de forma muy seria el hacer obligatorio que cualquier coche que se venda, después del 2030, sólo sean eléctrico.

electric-car-513627_960_720

Estrategias para impulsar el cambio

Y es que de acuerdo a declaraciones de Rainer Baake, actual Secretario de Estado de Energía de Alemania, para alcanzar el compromiso adquirido por el país para reducir entre 80% y hasta el 95% en las emisiones de CO2 para el 2050, sólo sería posible si se aplican medidas radicales para ayudar a que la polución sea menor (sobre todo producido por el uso del transporte). Esto, como se puede apreciar, no es una tarea sencilla; sobre todo, si se toma en cuenta que desde el año 1990 no se han logrado reducciones significativas en las emisiones de CO2 a consecuencia del transporte.

Ahora bien, aunque se han comentado que este tipo de estrategia no puede aplicarse a todo el transporte, como es el hecho que no parece haber forma para reducir las emisiones producidas por camiones; si habría, al menos, un plan para reducir las emisiones producidas por coches, aunque esto puede llevar a la aplicación de políticas algo más radicales.

Así, en este preciso momento, el gobierno encabezado por Ángela Merkel ya realizó el anuncio para un programa que significaría una inversión de más de 1.000 millones de euros para impulsar el uso del coche eléctrico. Una iniciativa que, aunque es muy seria, parecerá insuficiente (esto según lo ha estimado el Ministerio de Medioambiente) para alcanzar los objetivos programados para el 2050.

De tal forma, otra iniciativa que ya se tiene sobre la mesa es la total prohibición de tener que vender coches que no sean eléctricos, esto para el 2030; fecha más que adecuada para llegar a los objetivos planteados, sobre todo si se toma en cuenta que muchos de los coches a diésel e híbridos que hoy se venden, tienen una vida útil de alrededor de 20 años. Por lo cual, tal parece que la implementación del uso del coche eléctrico es algo que ya no tiene vuelta atrás.

Imágenes de pixabay.com