Saltar al contenido

Recuerdas el Aston Martin Cygnet microcoche

25/05/2018
Aston Martin Cygnet
Aston Martin Cygnet

Entre los años 2011 y 2013, la firma Aston Martin comercializo el Aston Martin Cygnet, un micro coche que fue concebido sobre la plataforma del Toyota iQ.

La idea surgió con el fin de cumplir con las normativas europeas, que hablaban de las emisiones medias por fabricante, y que se ejecutó como ley en el año 2012.

Este es un pequeño utilitario que presentó la marca inglesa con 100 caballos de fuerza.

Fue el ostentoso resultado de tomar un sencillo Toyota IQ, pegarle sus emblemas y refinarlo con el mejor cuero y las terminaciones de Aston Martin.

Diseño y carrocería del Aston Martin Cygnet

Sería redundante hablar de la carrocería, ya que muy bien sabemos que el Aston Martin Cygnet es simplemente un IQ muy bien emperifollado.

No obstante, su exterior no tiene nada que ver con el interior.

Los materiales empleados para la renovación de este coche, sus colores y sus detalles, no dejo espacio para la similitud con su modelo base.

Este microcoche se comercializa como un auto secundario.

Con este pretenden llegar a los clientes regulares de esta clase de coches lujosos, que necesiten moverse más fácilmente en las vías urbanas.

Para ello, deben estar dispuestos a despojarse de casi 40 mil euros, para ostentar un utilitario con numerosas limitaciones, pero con la estampilla de Aston Martin.

Mecánica y equipamiento extra

El Aston Martin Cygnet que parte de los 40.000 euros, es el más básico de las presentaciones.

Viene equipado con un motor de 1.0 VVT-i con 68 caballos de fuerza y transmisión sincrónica.

Si pagamos unos 1.435 euros más, podemos obtener el Aston Martin Cygnet con Multidrive automático, y un propulsor de 1.33 VVT-i de 98 caballos de fuerza.

En las opciones de equipamiento extra, se incluyen unas llantas de aleación de 16”, con radios de aluminio y un costo adicional de 789 euros.

Interior del Aston Martin Cygnet

Aston Martin Cygnet
Aston Martin Cygnet

También podemos escoger entre una extensa gama de colores que ofrece la marca.

Adicionalmente de un acabado exclusivo de piel guateada con un costo de 3.998 euros adicionales.

El Aston Martin Cygnet concept, en principio se presentó con un habitáculo forrado por completo en cuero, dominando con los colores negro y rojo.

Los asientos son impactantemente deportivos, con un diseño moderado en forma de panal, además de inserciones pulidas y brillantes.

Su guantera tiene una innovadora forma de maletín hecho de piel; además de un soporte para conectar un IPod al equipo de sonido.

En el año 2013, se da por culminada la producción del Aston Martin Cygnet . 

Esta iniciativa que pretendía alcanzar las 4000 unidades anuales, acaba prematuramente sin alcanzar estas cifras, ni de lejos.