Saltar al contenido

Penalizan a Tesla con una multa por contaminar

07/03/2018
Tesla multa

La empresa líder a nivel mundial en fabricación de coches eléctricos e híbridos, Tesla Inc, sufrió un duro golpe al recibir una sanción de $ 139.500, por contaminar excesivamente el aire. Así lo informó Jack Broadbent, ejecutivo del Distrito del Área de la Bahía para la Administración de la Calidad del Aire con sede en San Francisco, California.

Jack Broadbent aseguró que, además de la multa económica, Tesla Inc, se comprometió a instalar un sistema de generación de energía solar en la azotea del Club Boys and Girls. El club está situado en la ciudad de San José, con la finalidad de compensar la situación creada.

Tesla Inc, empresa que nació con la filosofía de combatir el calentamiento global, es la principal fabricante de automóviles alimentados con energía eléctrica (iones de litio). Además, para evitar contaminar en su proceso de fabricación, utilizan en sus plantas de ensamblado energía eólica. Sin duda un ejemplo de empresa con una responsabilidad social corporativa muy presente en todos sus departamentos.

Tesla responde ante sus errores

Precisamente en una de sus plantas, específicamente en la de Fremont, se produjeron graves fallos. Errores desde el año 2013 al 2016 que no fueron subsanados a tiempo. Broadbent explicó que el problema se generó por el mal funcionamiento de los quemadores de la planta. La misma emitían niveles muy altos de óxido de nitrógeno. Este oxido al combinarse con otros agentes contaminantes del ambiente y las altas temperaturas, generaban una peligrosa niebla tóxica.

El representante del Distrito también afirmó que; “aunque Tesla desarrolla vehículos eléctricos y tecnologías de vanguardia, la compañía todavía debe cumplir con todas sus condiciones y estándares de calidad”.

En cuanto a la instalación del sistema de generación de energía solar en el Club Boys and Girls, Broadbent detalló que el proyecto se llevaría a cabo colocando un equipo fotovoltaico de 9 kilovatios para que el club genere su propia energía limpia.

El detalle del pago de la multa más la instalación del sistema de energía solar consta de la siguiente manera; Tesla abonará un importe de $ 139.500 con un adicional de $ 46.500 que puede financiar mediante ayudas. Por lo cual, una vez terminada la instalación y estando en funcionamiento del panel solar, Tesla no deberá nada. Este proyecto debe estar terminado en un máximo de 8 meses.

Broadbent finalizó explicando que todas las transgresiones fueron corregidas. En la actualidad, Tesla cumple de forma cabal todos los estándares de calidad y control del medio ambiente. Además de recalcar, que todo el dinero destinado a la multa, se usará en programas que busquen mejorar la calidad del aire en el área de la Bahía de San Francisco. Tesla siempre ha mostrado sus formas de corregir errores y continuar con sus ideales en la fabricación de vehículos.

Adaptarse a normativas ambientales

Sin duda, el mundo del automóvil se ve salpicado de casos en los que grandes fabricantes no cumplen normativas ambientales. Recientemente se destaparon dos incidencias de este tipo acaecidas en el seno de fabricación de dos grandes marcas europeas. Sus motores diésel  no cumplían con los niveles de baja emisión que aseguraban. Habiendo en circulación un gran número de estos vehículos, el escándalo se saldó con severas condenas para ambas compañías.

Aunque bien es cierto que este tipo de noticias, menguan el prestigio de las iniciativas sostenibles y la propia confianza del público en las marcas, reconforta saber que los entes encargados de velar que se cumplan los requerimientos anticontaminantes están haciendo su trabajo. Más allá de que Tesla u otras empresas puedan enviar un automóvil al espacio, lo importante ahora es que no contaminen más a un ya asfixiado planeta.