Saltar al contenido

Mazda CX-9 2016, un crossover pensado en ser utilitario y distinto a sus competidores

02/06/2016

La mayoría de los fanáticos automotrices se llegan a obsesionar con la lista de especificaciones de un vehículo (todo con tal de reconocer que tan rápido puede ser un coche o camión en línea recta, comparar el mejor agarre o la capacidad de remolque), toda una serie de detalles que de no conocerlos tendríamos que navegar en un mar de foros para saber la mayor cantidad de especificaciones.

Pero en Mazda, al parecer, piensan que tienen a su disposición una mejor manera para disponer de todo este tipo de información. En particular, el XC-9 2016 de Mazda cuenta con una menor potencia en comparación con sus principales competidores.  Así, en ese modelo, el único motor disponible es una unidad turboalimentada de cuatro cilindros, emparejado a un sistema de transmisión automático de seis velocidades.

De tal forma, el conductor tiene a su disposición 23 caballos de fuerza, perdiendo la versión 2015 en comparación con la versión 2016; lo anterior debido a que Mazda se ha aplicado en su enfoque holístico Skyactive para un vehículo más largo. En tal forma, se busca proporcionar menor peso y algo más divertido (bueno, al menos esto es lo que plantean en la empresa).

2016-Mazda-CX-9-7-passenger-vehicle_lg

Así, parecen que en Mazda tienen la razón, ya que, en la mayoría de situaciones de conducción sobre carreteras normales, el CX-9 2016 es realmente divertido. Aunque, de lado contrario, en condiciones del mundo real, el vehículo no explota por completo, de acuerdo a lo afirmado.

Principales especificaciones en el Mazda CX-9 2016

Ahora bien, al razonar que es mucho más importante el rendimiento en condiciones del mundo real, en comparación con la máxima potencia; en Mazda han especificado que se ha montado un motor de cuatro cilindros para su SUV, en comparación con un motor más tradicional V6.

Mientras que algunas otras especificaciones que son de suma importancia, es que todo en el Mazda CX-9 2016 se cuenta con un sistema turboalimentado de 2,5 litros con hasta 250 caballos de fuerza y con unos impresionantes 406 newtons metro de un torque a tan sólo 2.000 revoluciones por minuto. Esto, tan sólo si decides utilizar los 87 octanos, de lo contrario sólo se limita a 227 caballos de fuerza. Entre tanto, en Mazda no creen que los propietarios realmente se den cuenta de la diferencia entre los niveles de potencia, así que no se cuenta con la etiqueta de recomendación de combustible Premium en la parte posterior del acceso para el combustible.

2016-Mazda-CX-9-dashboard_lg

Por otra parte, en Mazda hacen uso de algunos trucos tubo inteligentes para ofrecer una curva de torque muy similar al de un motor diésel, lo que hace que el motor de pequeño cilindraje se sienta animando aún en bajas revoluciones. Aunque, del otro lado de la moneda, el CX-9 se puede quedar sin aliento cuando la aguja se mueve a través de la parte alta del tacómetro. Así, aunque el motor no es una unidad que montaría para un auto deportivo como el MX-5, esto es un factor decisivo y necesario para el CX-9.

Además, algunos de los beneficios por el uso de un motor de menores dimensiones es que no se traga una gran cantidad de combustible. De lo cual, las tazas del CX-9 son de 35 kilómetros por galón en la ciudad y hasta 45 kilómetros en carretera, lo que disminuye el consumo en todas las ruedas motrices. Sin embargo, estos datos también superar a la mayoría de sus competidores naturales (entre ellos, la Honda Pilot y la Toyota Highlander; aunque puede ser similar a la Ford Explorer).

Al final, puede ser complicado el medir con precisión el consumo de combustible del vehículo, previo a su lanzamiento, pero en Mazda prometen eficiencia líder en su clase en condiciones de uso real sobre carretera para todos los propietarios. Todo lo anterior tiene como principal finalidad, el ignorar las características competitivas y centrarse en los aspectos para el mundo real, basado en las bondades inherentes del esfuerzo Skyactive de Mazda. Por lo cual, estamos seguros que esto va más allá de una estrategia de mercado.

2016-Mazda-CX-9_3-row-suv_lg

Detalles de conducción y manejo

En tal forma, se puede afirmar que el CX-9 es mejor en comparación con sus rivales, con relación a la conducción y manejo. Así, la conducción en el crossover de Mazda es realmente suave, inclusive al circular por pavimento en mal estado. También, se puede confirmar que ofrece una conducción tranquila gracias al fondo de la bandeja de acero con espesor más grueso y un extra de 24 kilogramos de material insonorizante en comparación con el anterior CX-9. Aunque, este modelo 2016, es alrededor de 117 kilogramos más ligero en comparación con la versión 2015.

El beneficio de la pérdida de peso es el poder generar una mejor sensación de conducción sobre el volante al transitar por terrenos sinuosos. Además, debido a que el sistema de transmisión prácticamente pasa desapercibido, hace que las cosas sean mucho más agradables en comparación con un sistema de transmisión automático para un coche familiar (incluso, el modo Sport de inmediato hace caer el uso de piñón, y reduce la marcha aún más con un pequeño toque del acelerador).

2016-Mazda-CX-9-interior_lg

Diseño

Otras características alrededor del CX9 es su gran amplitud; una unidad de gran espacio que permite alojar, hacia el frente y atrás, un par de usuario de gran tamaño, sin tener que recargarse entre sí. Mientras que, del lado negativo, la posición del asiento en modo reclinable no es de lo más confortable.

Y la única forma de hacer que los asientos de la tercera fila sean aún más confortables, para usuarios adultos, sería hacer un vehículo aún más grande; y realizar este tipo de modificaciones sería la antítesis de lo que pretende Mazda, enfocándose en un perfil práctico, para el mundo real (sin dejar de lado que es poco frecuente que adultos utilicen estos asientos). Pero si en dado de los casos se realizará dicha modificación, se perdería el estilo elegante del CX-9.

Al final, no es sencillo realizar una máquina para siete pasajeros de buen aspecto. Pero en Mazda, parecen haber realizado una buena labor en este sentido. Así, hay una gran cantidad de ángulos y superficies a los lados del vehículo para capturar la luz y acoplar los ojos, en tanto que la gran rejilla 5 puntos se ajusta más apropiadamente en el CX-9 que en cualquiera de sus hermanos. También, son un gran toque adicional las alas cromadas que se extienden desde la parte superior de la rejilla, hasta los faros; al igual que el diseño de las pestañas y las luces traseras más o menos redondas.

Por otro lado, desde el asiento del conductor, cada detalle crítico y el display se asienta directamente en el campo de visón del conductor. Los botones e interruptores son de fácil acceso, y la ergonomía se ajusta a la perfección. El dsplay de LCD, en la consola central, es sensible al tacto, pero los botones y las ruedas produce un clic familiar en el centro de la consola para generar una sensación de sencilla dominación. Y para completar el estilo, algunos detalles y esculturas adicionales, brindar una sensación de lujosa cabina.

Conclusión

El valor sugerido para la CX-9 2016, probablemente, se encuentre entre los 28,233 euros, lo que es un valor superior en comparación con la Explorer, Pilot y Highlander. En resumen, resulta realmente notable el esfuerzo de Mazda por una interesante lista de especificaciones y el diseño para un crossover enfocada para las necesidades del mundo real; una unidad que no ha sido pensada para los pasajeros, o para los conductores, sino para las personas que requieren de un vehículo realmente utilitario, y que no renuncia a la idea que la conducción también debe ser divertida. Para mayor información puedes estar al tanto en el sitio web oficial de Mazda.

Imágenes de es.2016mazdacx9.com