Conoce que sucede con los neumáticos cuya vida útil ha terminado

0
802

Los neumáticos pueden ser unos de los elementos que mayor contaminación producen de tu coche; y si está preocupado por el impacto ambiental, te interesará conocer qué es lo que sucede con ellos cuando dejamos de utilizarlos.

De acuerdo a la ley que sucede con tus neumáticos

Si has conocido como se producen los neumáticos, son realmente muy contaminantes; ahora bien, también se comenta acerca de que puede tener una segunda vida útil y diferente al de circular por el asfalto.

Pero para poder tener una mejor perspectiva de lo que sucede con los neumáticos, hay que tomar en consideración que sólo en España se llegan a desechar cerca de 200.000 toneladas en neumáticos (esto sólo en un año); y todos estos desechos procedentes de talleres, así como de Centros Autorizados para el tratamiento.

Mientras tanto, dependiendo del tipo de neumático, la composición puede variar, aunque los principales elementos en producción son varios aditivos, carbono negro, textil, caucho, óxido de zinc y azufre. Así, al apreciar esta lista de componentes se puede dar a entender el por qué los neumáticos son una verdadera amenaza al medio ambiente; por lo que, si no se tiene un estricto control pueden ser los detonantes de vertederos sin control (tal es el caso del vertedero de Seseña; además que se debe de tomar en cuenta que si los neumáticos, no son tratados adecuadamente, son una fuente de contaminación -tardan hasta 1.000 años para poder desaparecer-).

Por lo cual, para reducir el impacto por este tipo de artículos, en España se cuentan con un Real Decreto que fue promulgados desde el año 2005. Dándose a conocer la normativa sobre el tratamiento de los neumáticos, más allá de su uso regular, y de todos los actores involucrados que deberán actuar para dicho proceso. Así, te presentamos a todos los vinculados en este proceso para el tratamiento.

tumblr_o6goj6tGPw1szydc0o1_1280

El proceso para el tratamiento de los neumáticos en España

En un primer momento, los que son designados para gestionar los neumáticos son los talleres. En estos centros se encargar en designar si una goma deberá ser sustituida por una nueva, usada o bien recauchatada. Ahora bien, el taller también será el encargado de contactar con una persona encargada en la gestión de residuos; y este último, es quién se encuentra a cargo del traslado hacia Centros de Recogida y Clasificación.

De lo anterior, en la actualidad, sólo dos gestores han sido autorizados para el tratamiento de los neumáticos: Signus y TNU (Tratamiento de Neumáticos Usados).

Ya después de haber sido recogido el caucho, se buscará realizar su clasificación que depende del estado en que se encuentre. Así, las clasificaciones designadas son las siguientes:

*Neumáticos de segunda mano o de ocasión. Este caucho es aquel que aún no ha superado la vida útil de uso y que todavía se puede instalar en un coche. Y si bien, es una opción legal para instalación, su uso no es el más recomendable con relación a la seguridad de las personas.

*Neumáticos para recauchutar. Este tipo de goma puede presentar desgaste en la banda de rodadura, pero aún mantiene las condiciones técnicas y características para seguir siendo empleada; y para el uso, sólo se debe de sustituir la banda de rodadura a través de un proceso adecuado para recauchutado.

*Neumáticos no aptos. Estos neumáticos son lo que no cumplen con las condiciones adecuadas para usos como los antes citados; por lo cual, las gomas se entregar al Centro de Transformación quién dará valoración de los materiales y energético, para ser entregados a una compañía que bien puede emplearlos para aplicaciones como la ingeniería civil.

De igual forma, todos aquellos carros que han sido dados de baja, para sus neumáticos se realizan el mismo proceso; aunque, en este tipo de casos el que se debe de ponerse en contacto con centros de recogida es el desguace.

El valor del tratamiento de los neumáticos

Pero si piensas que la correcta gestión de los neumáticos no tiene un costo que se traslada a los conductores, pues bien debes de saber que al comprar cualquier tipo de cubierta se asume el valor adicional requerido, el cual puede rondar entre uno o dos euros por cada neumático.

Ha este tipo de pago adicional se le designa como ecotasa y viene incluida en tu factura de comprador. Y al adquirir tus gomas debes de observar el cobro de dicho gasto, ya que, si no ha sido facturado, se puede correr el riesgo que tanto el taller como los gestores, se nieguen a montarlas o entregarlas. Un pequeño detalle del cual debes de estar muy al pendiente al realizar tu compra.

De igual forma, si no pagas dicha taza puede realizar la operación del cambio tú mismo, lo cual no es una gran complicación. Pero, los inconvenientes surgen en cuanto al cumplimiento legal; ya que sólo un taller de tu entera confianza podría gestionar el tratamiento ayudándote a demostrar el pago; de lo contrario, tendrías que quedarte con los neumáticos, los cuales aún pueden encontrar valor de uso como algún tipo de mueble o bien una mesa (sólo requiere un poco de ingenio para el reciclaje).

También cabe la opción de asumir el costo para la gestión que se te pedirán en el taller, el cual puede superar el doble del pago inicial al adquirir las cubiertas nuevas. Y si te arriesgas a dejar en un contenedor de basura, puede correr el riesgo que te pillen y seas merecedor de una multa.

tumblr_o6d2tpptdL1qi67djo1_500

Qué se recicla de tus neumáticos

Por último, aquellos neumáticos que ya no tienen vida útil, son tratados y desmenuzados en sus distintos componentes. En tal modo, el acero que procede de las mallas y cables son separados previó a entrar al proceso para trituración; este acero se encuentra destinado ya sea para el reciclaje o bien se puede emplear en forma de materia prima para acerías. Por otra parte, el material textil, que se extrae de las mallas, se encuentra listo para depositar en el vertedero.

En tanto, los chips (pequeños trozos de neumáticos con medidas aproximadas de 2,5×2,5cm) se asignan para su valoración energética o en materiales (ya sea para ser incinerados o para cementeras; o para uso en ingeniería civil o arquitectura). En cuanto a la granza (gránulos de los neumáticos con medidas de 1mm a 10mm) se procede a su reciclaje, y posteriormente es empleada para ayudar en la elaboración del pavimento que se vierte en las distintas carreteras.

El polvo del caucho, es el material más fino del reciclaje, y para no dañar el medioambiente se emplea para poder trabajar con nuevos materiales (tal como lo hacen Goodyear y Continental) como pueden ser con el arroz o el caucho de diente de león.

Imágenes de tumblr.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.