Saltar al contenido

Bosch y sus nuevos propulsores laterales

24/05/2018
Bosch y sus nuevos propulsores laterales
Bosch y sus nuevos propulsores laterales

Las motocicletas de hoy en día, ya integran una enorme cantidad de tecnología, y por si no fueran suficientes los controles de tracción ABS en curvas o los anti-wheelie, Bosch presenta ahora sus nuevos propulsores laterales.

La mayor parte de los avances tecnológicos, que se han incorporado en las motocicletas, cuando hablamos de seguridad, se le deben a Bosch.

Justo ahora están desarrollando un sistema de estabilización, por medio de unos propulsores laterales de gas.

Superando esos voluminosos estabilizadores de ruedas, que fueron hechos para evitar las caídas de los pilotos.

Diseño de los propulsores laterales Bosch

Estos nuevos dispositivos de Bosch, no solo evitaran la  caída, sino que son capaces de detectar una repentina pérdida de adherencia en sus ejes.

Esto, es logrado mediante IMU, el sistema de medición inercial, que ya se encuentra integrado en casi todas las motocicletas de la actualidad.

La idea surge, luego de haber comprobado que los accidentes de motocicletas más comunes, se producen en esas curvas tan cerradas donde perdemos las ruedas delanteras.

Cuando inclinamos la moto al máximo, la rueda delantera tiende a ceder, provocando posterior y seguramente una caída.

Cómo trabajan estos propulsores laterales

Cuando se pierde la capacidad de agarre en la rueda trasera por la ausencia de fricción, los propulsores laterales de Bosch detectan este desplazamiento.

Luego se dispara una carga de gas comprimido en la dirección contraria.

De esta forma, logran contrarrestar la fuerza centrífuga, y devuelven a la rueda delantera el agarre en el asfalto.

Es decir, la moto podrá predecir cuándo tendrá una caída inaplazable, y en ese preciso momento expulsara un chorro de gas lateral, con el que se levanta la motocicleta y se recupera el control.

Funcionamiento

No obstante, el funcionamiento de estos propulsores laterales  Bosch, se asemeja de alguna manera, a la protección de las bolsas de aire en los coches.

Estos se activarán solo una vez, su única carga se utilizará en el momento en que la caída es realmente inminente, y luego se deben recargar en un taller especializado.

Cuando escuchamos hablar de estos propulsores, como los propulsores espaciales de Bosch, te aseguramos que el adjetivo no es para darle una imagen escandalosa.

Estos son realmente los mismos propulsores que utilizan las naves espaciales, generando fuerza con un gas de alta presión.

Bosch toma la teoría y la convierte en una práctica de mitigación contra las caídas en vehículos de dos ruedas.

Sin embargo esta tecnología continúa desarrollándose, para instalar este sistema en motos ya preconcebidas, habría que tomar en cuenta algunos aspectos.

Uno de ellos es el peso que estos le agregan a la motocicleta.

Por otra parte, la dificultad de añadirlos en los mecanismos particulares.

Sobre todo en esos espacios tan pequeños, en donde cada centímetro ha sido pensado para la eficiencia de todos sus elementos.

Es por eso que muchos piensan, que este nuevo sistema solo será verdaderamente funcional en motocicletas que sean diseñadas desde cero con estos propulsores, de todas formas habrá que esperar y ver que planes tendrá Bosch.