Saltar al contenido

El auto concepto de Maserati Android Auto, es toda una experiencia que se opera por completo a través del tablero en 4K

02/06/2016

La verdad, no es algo muy común el estar sentado en un Maserati; pero con algo de suerte, siempre puedes tomar el volante de uno con un sistema operativo de Google y un procesador Qualcomm (con la cada vez más singular configuración Android Auto). Así, al igual que en un Tesla, el vehículo contará con una impresionante pantalla táctil en resolución 4K (en comparación con cualquier típica consola), sin ninguna otra pantalla adicional de resolución 720p (como la que se coloca para el típico indicador de velocidad).

Características de Android Auto en el coche concepto de Maserati

Pero en lugar de ejecutar automáticamente Android Auto, esta característica sólo opera cuando el teléfono se conecta al coche, mientras que todo en el vehículo se controla a través del sistema operativo de Google; lo que en otras palabras significa que, Android Auto no tiene que competir con la terrible interfaz disponible de algún fabrican de autos. Y si bien, puede ser algo intimidante el operar todo mediante una pantalla táctil, es una gran opción para controlar detalles como el clima, y es muy interesante el apreciar cómo Android puede asumir todo el control.

Ahora bien, lo que hace aún más notable a este coche, es que se estaría ejecutando una versión Android N, y se tendría la capacidad de exhibir la información a través de tres zonas funcionales. La pantalla táctil, larga y orientada verticalmente se puede dividir en distintos paneles; así, la mitad inferior siempre mantienen en exhibición la actividad actual; mientras que la mitad superior, se aprecia como un conjunto rotativo de tarjetas que puede exhibir las actividades más recientes.

En tal forma, si te encuentras reproduciendo música, y piensas iniciar una llamada telefónica, el widget de música se desplazará a la sección superior para que puedas acceder fácilmente a ellas para más tarde.

También, el minimalista display que opera como “tablero de control” puede dejar apreciar hacia su izquierda un velocímetro y un indicador de combustible, en tanto que la derecha ha sido reservada para las notificaciones y datos de Android. Con lo cual, a modo de ejemplo, si te encuentras empleando la característica para navegación, mostrará tu siguiente giro; pero si algo cambio, con otra aplicación, recibirá una sutil notificación que se deslizará por la derecha para dar aviso (muy similar al nuevo servicio de notificaciones en Android Wear 2,0).

De igual forma, si se salta alguna pista de tu lista de música, Google Play Music se puede deslizar con la nueva información de track antes de retroceder en un segundo plano. De igual modo, sí alguien te llama, la imagen del contacto y el nombre se mostrarán antes de contestar. Al final, puede parecer raro el que un coche tenga un centro de notificaciones, pero parece ser una forma inteligente de organizar todas las distintas características de Android Auto.

Y hablando de las principales características de Android Auto, siguen siendo las mismas: Se puede hacer uso de la voz para realizar llamadas telefónicas, realizar solicitudes de dirección para navegación, reproducir música, y realizar a Google varias preguntas. Lo anterior, se integra con un conjunto de aplicaciones de terceros (algo limitadas) y que en general permiten acceder a una serie de herramientas específicas o información desde el móvil, sin la necesidad de quitar las manos del volante.

Otras características que proporcionaría la interfaz de Android

Por último, esta versión de Android también es lo suficientemente buena como para realizar funciones que normalmente se dejaban para el desarrollo de los fabricantes de coches. Y un ejemplo de lo anterior es la posibilidad de ajustar los mandos del climatizador, elevar las ventanas eléctricas y apreciar las puertas mediante el uso de la interfaz de Android (algo que regularmente no se puede realizar en otros coches). Y si en algún momento te han fastidiado las terribles interfaces que dominan en la mayoría de vehículos, este concepto resultar bastante tentador.

Al final, este tipo de sistema no se encontrará en la mayoría de coches en el corto plazo, sin embargo, este ejercicio para Qualcomm y Google es una buena forma de ver sus alcances, y que mejor lienzo que un Maserati (además, la mayoría de fabricante de autos se resistirán a dejar que empresas enfocadas en el desarrollo tecnológico se hagan cargo de sus tableros de mando -por lo menos, en la época actual-). Para mayor información puedes ingresar al sitio web oficial de Maserati o de Android Auto.

Imágenes de tumblr.com

Fuente de vídeo Engadget