Saltar al contenido

Aprendieron los códigos de circulación en rotondas y lograron estafar a las aseguradoras. Sin embargo…

25/05/2016

De seguro que, en más de una ocasión, en la mente de más de una persona ha pasado la idea de defraudar el seguro, pero como dicen, no existen el crimen perfecto (razón más que suficiente para detener a cualquier individuo razonable). Sin embargo, no fue una persona, sino tres familias, emparentadas entre sí, en Granada que pensaron que podrían burlas a las empresas aseguradoras, en una forma más o menos ingeniosa y conociendo a la perfección los códigos para conducción (en especial sobre el modo que se deben de tomar las rotondas en España).

Cómo defraudar a los seguros con relativo éxito

El hecho es bastante ingenioso, los estafadores siempre buscaban identificar a los vehículos que se encontraban a punto de incorporarse hacia el carril externo, en dónde siempre se hallan en circulación, para de inmediato apretar el acelerador del coche y así provocar el accidente. Tomando en consideración que el conductor que se ubica en la glorieta es quién tiene preferencia. De esta forma, al suscitarse el incidente, le tocaba al seguro del conductor que buscaba la incorporación hacia las rotondas, el realizar el pago correspondiente.

tumblr_o7p5qlFWuR1v9pqlbo1_500

Al final, cuando se realizaba la investigación, los peritos expertos siempre culminaba y le daban la razón a quienes eran denunciados, para sólo cobrar el pago por la indemnización que llego a cuantificarse un total de hasta 300.000 euros en estafas.

Ahora bien, en un interno para no levantar sospechas, al momento en que se suscitaba el accidente, lo denunciantes comentaban al conductor que se encontraba en buen estado y que no parecía haber un grave inconveniente, haciendo que no se involucrará a las autoridades locales; arreglando en el mismo instante el pago para las lesiones que no habría sido grave y tal vez algún capital más.

Tiempo después, ya que se habrían dirigido hacia un centro de salud se lograba obtener la parte para lesiones, y se enviar los gastos hacia el seguro del conducto que le llegaba la suma que le pertenecía por el pago de lesiones, daños al vehículo y todo lo bien pudiera engrosar a la ya cuantiosa indemnización.

Hasta 11 días de cárcel podría ser el castigo

Sin embargo, como lo hemos establecido en un principio, no hay crimen perfecto, ya que al parecer el fraude fue detectado y denunciado por al menos 19 personas que han sido afectados (todas las denuncias de diferentes familias en la localidad de Fuente Vaqueros), con lo cual la Policía Local en Granada ha tenido que poner a conocimiento de un juzgado el accionar de los estafadores. Remarcando que habrían sido los provocadores de cerca de 40 accidentes (tal vez, algo más) con estas particulares condiciones, y que en los eventos siempre actuaban las mismas personas.

Para concluir, la investigación fue un largo proceso de meses y que se logró gracias al intercambio de la información entre las distintas aseguradoras, para así llegar a las conclusiones finales; mientras que para los infractores se le podrían venir hasta 11 meses de cárcel.

*Nota publicada en ABCAndalucía

Imágenes de tumblr.com